Murió alias ‘Popeye’, uno de los sicarios más sanguinarios de Pablo Escobar

0

John Jairo Velásquez Vásquez, ex jefe de sicarios de Pablo Escobar, falleció este jueves 6 de febrero en el Instituto Nacional de Cancerología, después de haber padecido un cáncer de estómago.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, confirmó la noticia, que se habría presentado pasadas las 5 de la mañana.

John Jairo Velásquez Vásquez, ex jefe de sicarios de Pablo Escobar, falleció este jueves 6 de febrero en el Instituto Nacional de Cancerología, después de haber padecido un cáncer de estómago.

El Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario, Inpec, confirmó la noticia, que se habría presentado pasadas las 5 de la mañana.

Aunque en el Inpec indicó que Velásquez Vásquez falleció debido a un cáncer de estómago, en su momento se había especificado que se trataba de una afección terminal de esófago, con metástasis a hígado y pulmones.

 

Con su fallecimiento, ‘Popeye’ deja pendientes algunas cuentas judiciales. Entre ellos está el llamado que en mayo de 2018 le hizo la Fiscalía ante los estrados judiciales por los delitos de instigación a delinquir, al terrorismo, ocultamiento de pruebas y amenazas.

Esto porque el exjefe de sicarios del Cartel de Medellín profirió a través de su cuenta personal trinos amenazantes contra los seguidores del entonces candidato presidencial Gustavo Petro.

Aunada a esta investigación, en el expediente judicial de ‘Popeye’ también reposa que este seguía relacionado con la mafia y que, además, había montado varias oficinas de cobro de extorsiones en Medellín, desde donde amedrentaba a la comunidad.

El ente acusador recalcó que desde 2017, cuando ‘Popeye’ fue sorprendido en la fiesta de cumpleaños de alias ‘Tom’, cabecilla de la peligrosa banda de los ‘Chatas’, adelantaban investigaciones para conseguir la orden de captura en su contra.

En su momento, Claudia Carrasquilla, directora de la Unidad contra el Crimen Organizado de la Fiscalía, explicó que a ‘Popeye’, por estos hechos, le imputarían cargos por concierto para delinquir, extorsión, instigación al delito y hasta terrorismo.